A veces al notar que nuestro ordenador no va tan bien como cuando lo compramos, pensamos que es el momento de sustituirlo por otro nuevo. En la gran mayoría de ocasiones llegamos a esta deducción por que sobre todo va más lento y no nos obedece con la eficiencia y rapidez que desearíamos,  o creemos que está lleno de contenidos  que dificultan su funcionamiento y al vaciarlo sigue igual, incluso puede llegar el momento que el sistema no sea capaz de arrancar.

Entonces nos acordamos de la repetida leyenda ( que no es cierta) que dice los ordenadores hay que cambiarlos cada tres o cuatro años por que se quedan obsoletos.

Un ordenador puede tener una larga vida útil si se realiza el mantenimiento adecuado y se optimiza el sistema.

También es posible que en su momento hayas comprado un ordenador demasiado sencillo y al variar tus necesidades de uso porque utilices algún programa que necesite más prestaciones y ya no te funcione como deseas. Quizá sea el momento de cambiarlo o realizar alguna ampliación de sus prestaciones. Podemos revisar tu situación y proponer y presupuestar diferentes soluciones. ajustándonos a tu economía y necesidades.

También si se trata de un portátil y no enciende o  aprecias problemas en la pantalla habría que evaluar la viabilidad,  coste y calidad de la reparación.

Pero si a pesar del tiempo pasado sigues utilizando tu ordenador para las mismas tareas que siempre te aconsejamos que lo acerques a nuestro establecimiento o vayamos a recogerlo pues le podemos  dar solución rápida, económica y que vuelva a ser el mismo de antes.

No dudes en contactar con nosotros sin compromiso